Archivo | enero, 2014

Los planes de comunicación en enero: las eternas cartas al niño Dios

7 Ene

Los eneros son para las metas laborales lo que para diciembre son las cartas del Niño Dios. Listas enormes de propósitos. Y en comunicación, no cambia la cosa.

Reuniones con clientes para programar, planificar y evaluar. Enero y febrero son fértiles, muy fértiles el problema es que ya en marzo, comienza todo aflojarse y lo urgente se come lo importante.

Luego, viene la competencia de lo urgente vs. lo importante. ¿Cómo afrontar lo urgente, sin dejar lo importante de un lado? La respuesta se sencilla, pero a veces lo olvidamos, además de planificar, trazar metas semanales, mensuales y semestrales con indicadores de medición y evaluación.

Comunicacionalmente, debemos preguntarnos constantemente ¿para qué? Si no encontramos la respuesta inmediatamente, o si no abona al objetivo planteado, o a la crisis inmediata, es literalmente, gastar pólvora en zopilotes.

Aquí les dejo algunos consejos para hacer planes realizables:
• Determinar mensajes a comunicar (no más de tres).
• Listar actividades y productos recurrentes (efemérides importantes propias o asociadas).
• Identificar nuevas oportunidades y/o productos para instalar mensajes seleccionados y llegar a la audiencia previamente seleccionada.
• Crear indicadores de medición y evaluación aplicables y realizables.
• Mapear actores y ver qué rol juegan dentro de nuestro plan y dentro de nuestros objetivos.
• Presupuestar cada actividad y/o producto.
• Balancear meses, de tal manera que no hayan meses con excesivas actividades y meses de inactividad.
• Cuestionar y preguntar.
• Contextualizar. ¿Qué pasa en la ciudad, en el país, en el mundo?
• Disfrutar el trabajo.

Mucho de esto ya lo sabemos, pero por alguna razón, tendemos a olvidarlo. ¡Suerte!

Anuncios